Tratamiento online para la ansiedad

¿Te sientes nervios@, tens@, con temor o algo difus@? ¿Tu reacción física de nerviosismo, es inapropiada a la situación?

¿Cuándo fue la última vez que paraste, que estuviste en calma, que dejaste de lado el teléfono y te permitiste desconectar de las obligaciones? ¿Cuándo fue la última vez que no hiciste nada de nada?

No es tan fácil deshacernos de la cantidad de cosas que tenemos en la mente. Incluso cuando lo intentamos, yéndonos a un lugar tranquilo y apacible, notamos que tenemos la mente dando saltos de un lado a otro sin descanso.

El estrés y la ansiedad viene de la forma en que pensamos aunque no seamos conscientes de todos esos pensamientos. Nos sentimos abrumados y nos cuesta relajarnos. En general, no son pensamientos necesariamente malos, y  tenemos la capacidad de tolerar cierto nivel de estrés, pero cuando experimentamos estrés constantemente y con mucha fuerza se convierte en un problema que tiene un impacto negativo en todo lo que sentimos o vivimos.

Podemos aprender a gestionar nuestros pensamientos desde una perspectiva diferente, sin que sean catastróficos. Cuando vamos conociendo nuestros mecanismos internos, podemos mantener el equilibrio incluso en las situaciones complicadas.

No podemos eliminar nuestros pensamientos o sensaciones pero podemos intentar llevarlos de otra manera, sin dejarnos  atrapar. Comprender lo que nos pasa nos da confianza, sobretodo si somos capaces de reconocerlo con amabilidad hacia nosotros mismos, admitiendo nuestra dificultad.

No somos nuestros pensamientos y comprender esto es un buen comienzo para aliviar el estrés y la ansiedad en la vida diaria. Más que luchar para deshacernos de los sentimientos o pensamientos desagradables, podemos reconocerlos y aceptarlos, cambiar la manera de relacionarnos con nuestras experiencias y ser menos críticos con nosotros mismos y con lo que nos rodea.

Si intentamos salir de los problemas “pensando” nos metemos en un bucle, ya que estamos sobrecargados de pensamientos. Necesitamos encontrar la manera de soltar, de dejar ir, de salir de esos automatismos.

Hay muchas cosas en las que pensar: nuestro trabajo, nuestras relaciones, nuestro crecimiento personal y nos olvidamos que parar es una buena manera de apreciar el valor de la vida tal como es.

Cuando experimentamos esa sensación de conexión interna con nuestra verdad, nos sentimos agradecid@s.

Si vivimos persiguiendo el futuro, mirando lo que vendrá y lo que tenemos que hacer o mirando el pasado, sin apreciar nuestro presente, nos olvidamos que tenemos el potencial para ser feliz ahora.

Si estamos presentes notaremos que a lo largo del día tenemos la oportunidad de apreciar lo que va bien en nuestra vida y sentirnos agradecidos y contentos. Por eso la gestalt trabaja desde las sensaciones y sentimientos más profundos que nos transforman realmente.

No se trata de intentar solucionar el problema como lo intentamos habitualmente por medio de otros pensamientos, sino de lograr una transformación real y por tanto duradera en el tiempo. Esta transformación incluye pensamientos, sentimientos e incluso sensaciones físicas. En la práctica podemos reír, llorar o hacer las dos cosas a la vez, dar un espacio para descubrir recursos, tocar las emociones y las sensaciones en lugar de actuar únicamente desde los pensamientos, de esta manera recuperamos la sensación de vivir de forma más plena y con mayor bienestar.

Existen varias técnicas en la Gestalt que puedes usar y servirte de ellas en situaciones concretas de tu vida, para sentir que estás más presente, que disfrutas más de la vida, que conectas con tus seres queridos de una forma natural.

Muchas personas acuden a nuestra consulta de psicología online por estar presentando síntomas de ansiedad y angustia. Este motivo de consulta lo vemos cada vez más presente, sobre todo por los cambios y las demandas de la sociedad actual.

Por ello, muchos piden trabajar sus miedos irracionales: gestión de la vulnerabilidad, el exceso de control y alerta, la relación entre el miedo y el deseo, etc.

En la Terapia Gestalt se entiende la angustia como la brecha que existe entre el momento presente y el después. La angustia puede afectarnos enormemente, por eso comprender de dónde surge puede facilitarnos a dirigir nuestra mirada hacia el lugar de donde procede y tomar así consciencia de  lo que nos está afectando. Nuestro cuerpo nos está avisando que algo no va bien, se trata de ocuparnos de ello y de nosotros mismos.

En nuestra consulta de terapia online podemos ayudarte a: 

  • Reconocer tus pensamientos y aprender a diferenciarte de ellos.
  • Aceptar tus emociones, darles espacio y atenderlas.
  • Desarrollar una actitud más compasiva y tolerante contigo mism@ y con lo que te rodea.
  • Aprender a conectar con tu verdad y tu experiencia real de lo que estás viviendo.
  • Tomar consciencia de tus necesidades para así poder atenderlas. 
  • Conectar con el momento presente, con el aquí y el ahora.
  • Salir adelante dejando atrás la ansiedad.

Puedes empezar con una primera visita gratuita

Primera visita gratuita
Te ofrecemos una primera visita gratuita, sin compromiso, para conocernos y que empezar sea más fácil. Hablaremos de lo que te está pasando y valoraremos cómo podemos ayudarte, para que tú decidas.

Esta primera visita tiene una duración entre 20-30 minutos, sólo tienes que contactar con nosotros para pedir día y hora. Te atenderá el profesional que más se adapte a tus necesidades y horario y podrá orientarte desde ese primer momento en lo que necesites. 

Modalidad: Online y/o semipresencial
Forma de pago: El pago se realiza según acuerdo con el profesional que te atienda.
Consulta tarifas reducidas: para personas con vulnerabilidad económica.

PIDE TU PRIMERA VISITA GRATUITA