Metodología

Psicoterapia Online

La psicoterapia online es una opción cada vez más escogida y es una oportunidad para que la psicoterapia llegue a más personas. A través de la psicoterapia online puedes obtener los mismos beneficios, la misma calidez y calidad que si la realizas de forma presencial con nuestros profesionales expertos que atienden en nuestro Centro de Barcelona. 

Nuestro propósito es acompañarte en el camino de descubrir quién eres detrás de los miedos, traumas o recuerdos que quedaron grabados en ti. Sanar las heridas que influyen en tus emociones, tus relaciones y tus acciones para vivir el presente sin la carga del pasado, habiendo aprendido y madurado con tus experiencias vividas. 

Terapia Semipresencial

Si estás en Barcelona puedes combinar la psicoterapia online con la presencial, visitandote con tu terapeuta en nuestro Centro cuando quieras. Estamos en la Calle Mariá Cubí 4, 3er 3ra un espacio muy acogedor en el barrio de Sant Gervasi, donde atendemos desde el 2006. 

Te acompañaremos para que consigas lo que necesitas para tener una buena vida y relaciones saludables. 

A quién va dirigida la psicoterapia online

Cualquier persona puede acceder a la psicología online, aunque no es recomendable en algunas psicopatologías graves.

Las ventajas y/o razones por las que las personas eligen hacer psicoterapia online son: 

  • Comodidad.
  • Ahorrar tiempo.
  • Ahorrar dinero.
  • Fácil acceso.
  • Encontrar a un terapeuta que hable tu mismo idioma si vives en el extranjero.
  • Si tu terapeuta se muda de ciudad o viceversa.
  • Puedes acceder desde donde estés.

¡Tú eliges con quién quieres hacer terapia, más allá de donde te encuentres!  

Requisitos técnicos

  • Ordenador, móvil o tablet. 
  • Conexión a internet
  • Cámara web y micrófono
  • La herramienta de videoconferencia que decidamos utilizar.

A través de la psicoterapia online te acompañaremos a mejorar tu calidad de vida a nivel emocional, mental y relacional, para así lograr el amor hacia ti mism@, hacia l@s demás y hacia la vida.

Hablemos de terapia

Los beneficios de la terapia

Los beneficios de la terapia se notan a muchos niveles, la mente está más tranquila, recuperas energía física y sientes alegría sin un motivo aparente. Actualmente se pueden explicar estos cambios a nivel fisiológico por cambios que se experimentan en nuestro organismo y en nuestro cerebro. 

Durante los últimos años, los científicos han demostrado lo que pasa en nuestro organismo cuando experimentamos bienestar emocional y mental, incluso podemos observar los cambios en la estructura del cerebro, ya que el cerebro es flexible y puede cambiar. 

La parte del cerebro que es responsable del sentimiento de felicidad y bienestar se modifica cuando cambiamos nuestra forma de relacionarnos con nosotr@s mism@s y con l@s otr@s, se vuelve más grande y fuerte y podemos sentir bienestar durante más tiempo. 

A la vez, estos cambios nos ayudan a reducir el estrés, la frustración, aumentar la aceptación, la paciencia, la compasión y esto supone un gran cambio en la vida. 

¿Qué es la Terapia Gestalt? 

La gestalt es un enfoque terapéutico que tiene una parte teórica extensa y una parte práctica que es en realidad la que realmente nos ayuda a descubrir o reforzar la capacidad que tenemos de estar en armonía con nosotr@s mism@s a nivel mental, físico, emocional y vital y desde ahí relacionarnos mejor.

Se habla de los 3 ejes de la Terapia Gestalt: presencia, consciencia y responsabilidad, pero ¿qué queremos decir con esto? Mirémoslo como 3 aspectos en los que la Terapia Gestalt nos ayuda realmente:

  1. Lograr la capacidad de estar más presentes y menos distraídos (presencia).

  2. Darnos cuenta de lo que nos está pasando (consciencia).

  3. Actuar asumiendo una responsabilidad saludable, sin echar balones fuera, ni castigarnos a nosotr@s mism@s (responsabilidad).

Nos pasamos gran parte del día queriendo que las cosas sean diferentes o queriendo estar en otro lugar, haciendo otra cosa o estar con otra persona y de esta manera nos perdemos lo que está pasando en este mismo momento, en el presente. Y lo que está pasando es nuestra vida y la verdad, ¡no queremos perdernos nuestra vida! por complicada que nos parezca. La aceptación amable de nuestra vida y del lugar donde estamos ahora es un paso importante para avanzar en nuestros objetivos.

La Terapia Gestalt como enfoque humanista toma al ser humano como centro, pero a diferencia de otras terapias, no busca la adaptación comportamental de la persona, sino un proceso profundo de transformación que conlleva resultados para toda la vida. Tampoco se queda en un@ mism@ ensimismado a su propio ombligo. Para nosotr@s, la Gestalt es una terapia de contacto, contacto con un@ mism@ y también con l@s otr@s, con el entorno, con la familia, la pareja, l@s seres queridos, etc. 

Se considera la Gestalt no solo como una psicoterapia (que pretende calmar un sufrimiento psíquico), sino como una filosofía de vida que valora la autonomía y la responsabilidad bien entendida (que no tiene nada que ver con el concepto de culpa o de tareas). Esta autonomía, este crecimiento y transformación que logramos como personas repercute en nuestras relaciones familiares, sociales, laborales.

La mejor manera de conocer la Gestalt es en la práctica, en la experiencia y no hablando de ella, este es uno de los puntos en que insistía Fritz Perls, el creador de la Terapia Gestalt. Por eso en nuestras sesiones no nos limitamos a “hablar de…” sino que cada sesión es una experiencia, una práctica de presencia, consciencia y responsabilidad, un aprendizaje para llevar a nuestra vida diaria. 

A través de la psicoterapia nuestros psicólogos podrán orientarte en tu propio recorrido y ayudarte a: 

  1. Sentir el momento presente, estar en el “aquí y ahora”, menos agobiad@, menos distraíd@. En el presente es donde podrás notar cómo estás y lo que te va bien. 
  2. Tomar consciencia de tus necesidades auténticas, de tu sentir, de tus pensamientos, de tu forma de actuar y de relacionarte contigo mism@ y con l@s otr@s. 
  3. Decidir, aceptar, asumir tu propia responsabilidad para vivir tu propia vida con lo que ello implica.

Así, poco a poco, lograrás una felicidad que no se basa en los logros externos sino en la satisfacción que encuentras en ti mism@ como persona.  

¿Cómo puede ayudarme una sesión de terapia?

En la sesión, podrás hablar de todo lo que quieras, pero a diferencia de una charla con un amigo u otras personas, el terapeuta acompaña a que la persona pueda: 

  • Darse cuenta de qué experimenta y cómo lo experimenta subjetivamente. 
  • Darse cuenta de sus emociones, consideradas como fuente de información valiosa cuando necesitamos superar alguna dificultad.
  • Aprenda a aceptar y expresar sus emociones de forma más constructiva.
  • Realice los pasos necesarios, descubra por sí misma los recursos que posee, los aumente o adquiera.
  • Tome conciencia de los mecanismos que pone en funcionamiento para bloquear el cambio. 
  • Encuentre una nueva manera de relacionarse consig@ mism@ basada en la confianza, el respeto, la paciencia, el amor, aspectos necesarios para el camino de la transformación. 
  • Pueda vivir con mayor coherencia, transparencia, bienestar y con un sentimiento de felicidad profundo que va más allá de las circunstancias.  
  • Aprenda a confiar en sí mism@, pase de auto-rechazarse a auto-aceptarse y logre una autoestima sana.

DURANTE EL PROCESO TERAPÉUTICO PODRÁS

  • Soltar lo que daña del pasado y tomar aquello que ayuda a crecer.
  • Revisar, modificar y sanar el guión de vida que se activa de manera automática como patrón de respuesta en la actualidad.
  • Transformar el pasado en un recuerdo sin cargas ni ataduras, para tener un presente saludable y tranquilo, y si lo deseas, plantear un futuro con sentido para ti. 

No se trata de poner cargas o culpas en otros, ni de justificarte a ti mism@, sino de crecer con todo lo vivido, inclusive con lo que fue difícil. 
Se trata de asumir tu propia historia y sanar tus raíces, para convertir lo que fue difícil en un aliado, y seguir adelante con mayor confianza y fortaleza.  

Nuestro equipo de psicólogos son profesionales formados en la Terapia Gestalt. Por ello, podemos afirmar que son personas que han recorrido un camino de consciencia y de autoconocimiento, aspectos claves para poder acompañar a otras personas en el encuentro de sí mismas y de su verdad. 

Laura Fernández, mi experiencia con la terapia 

Conocí la Gestalt con 19 años de la mano de mi profesora de teatro, pero fue 10 años después cuando la Terapia Gestalt tuvo un gran impacto en mi vida. Cuando ya tenía el título de psicóloga, no estaba preparada para acompañar a otros, yo misma me sentía superada por las emociones, no sabía cómo enfrentar mi vida, mi pasado, mi presente, mi futuro y no estaba lista para ejercer mi profesión. 

A los 28 años, en 1998 decidí venir a vivir a Barcelona. Pensaba que irme de Buenos Aires y vivir aquí en el lugar que había elegido sería suficiente para que desaparecieran las emociones y el malestar que no sabía gestionar. No fue así, cambiar de país y de vida evidentemente no era suficiente, el cambio tuvo que suceder en mí misma. Desde ese momento hasta hoy me ocupo de ser una persona con la que me gusta estar. Y me gusta la persona que he llegado a ser. 

Tuve la suerte de aprender de los mejores maestros tanto en la Facultad de Psicología de Buenos Aires, como en el Institut Gestalt de Barcelona, en el Programa SAT del Dr. Claudio Naranjo, entre  otras formaciones que me ayudaron en el camino personal y profesional.

No hace falta que hagas un recorrido tan largo, la idea es que puedas beneficiarte de los conocimientos más útiles que he ido recogiendo y evitar cometer los errores que cometemos algunos de nosotros o la pérdida de tiempo con cosas que no han sido útiles, lo normal cuando el recorrido es largo. 

Estoy contenta de poder compartir con el equipo de Psi gran parte de este recorrido de aprendizaje común y estamos aquí contigo para compartir lo que hemos aprendido y acompañarte. 

En Psi podrás ver que todos los profesionales del equipo tenemos un recorrido similar y la mayoría de nosotros somos formadores y tenemos la suerte de poder transmitir lo que hemos aprendido a los futuros terapeutas y también a las personas que hacen terapia con nosotr@s.