Relación con los padres

¿Sueles pensar que tus carencias, inseguridades o frustraciones son responsabilidad de cómo te criaron tus padres? ¿Mantienes de adulto una relación de dependencia o rebeldía hacia ellos? ¿Sigues necesitando la aceptación, la aprobación y cumplir con las expectativas de tus padres? ¿Percibes en ti que algo no te deja avanzar y llevar tu vida hacia delante? ¿Cuál crees que podría ser una respuesta más satisfactoria?

Las relaciones familiares, en especial con nuestros padres o cuidadores, son uno de los condicionamientos más importantes en nuestra vida. Su relevancia está relacionada con dos aspectos importantes: aquello que hicieron o no hicieron nuestros padres o cuidadores, y en las propias interpretaciones que construimos, desde nuestra inmadurez natural.  

Algunos de nuestros miedos más profundos o de las decepciones y heridas que más nos cuesta sanar, están relacionados con nuestra familia de origen. Lo que hicieron, lo que no hicieron, las expectativas que pusieron sobre nosotros, las actitudes que tomaron, el cómo atendieron nuestras necesidades emocionales, todo ello ha influenciado en nuestra vida y también el cómo hemos reaccionado a todo ello.

Hay heridas que son como puntos ciegos, que se manifiestan de generación en generación. Tal vez sea por una necesidad de cuidados o de amor insatisfecha que nos hace mal como hijos. O tal vez haber sido dañados en esta primera relación, hace que manifestemos mecanismos de protección que no nos están ayudando actualmente. Buscamos el cuidado que no tuvimos en la infancia y dejamos de cuidarnos a nosotros mism@s, esperamos algo que no estuvo en su momento, ni estará. Y esta renuncia a esperar puede ser dolorosa, pero es un paso importante para cuidarnos a nosotros mism@s.

En la edad adulta es el momento en que podemos comprender. Llegado a un cierto momento de nuestra vida vemos que nuestras dificultades son similares a las que pudieron vivir otros adultos, entre ellos nuestros padres. Comprendemos que cada persona avanza con su mochila repleta de heridas, incomprensiones, carencias, frustraciones.

Poder ser conscientes de que nuestros padres o cuidadores han tenido que pasar por ello mientras ejercían de padres nos permite acercarnos y reconciliarnos con su manera de ser y proceder. La vida adulta y las dificultades con las que nos toca enfrentarnos nos confronta con la idea de que nuestros padres hicieron todo lo que pudieron y lo mejor que pudieron, por doloroso que fuera el resultado. A veces la relación con los padres, requiere distancia. Como hijos tomamos distancia para cuidarnos, pero el vínculo siempre es el que es y asumir este vínculo en nuestro corazón nos hace más fuertes y agradecidos.

En terapia, realizamos un trabajo profundo, en el que podrás tomar la responsabilidad de tu propio bienestar y podrás agradecer y aceptar con el corazón libre y amplio aquello que pudo ser y lo que no. 
  
Nos encontramos muchas veces en la consulta de psicología online que las personas acuden por: Dificultades en la comunicación con sus padres y por Dependencia emocional (propia o de los padres hacia ellos).

Nos dicen cosas como: “Siento mucho resentimiento con papá/mamá y me gustaría poder respetarlos”, “No quiero sentirme mala hija”

En nuestra consulta de terapia online te acompañaremos a: 

  • Atender a tu niño/a interior herido para poder sanar.
  • Conocer en ti el resentimiento hacia tus padres y también el alivio de dejarlos atrás.
  • Encontrarte realmente con un “yo adulto”.
  • Comprender en profundidad tu historia familiar. 
  • Vivir la relación actual sin cargas del pasado. 
  • Integrar todo lo vivido con tus padres en tu infancia.
  • Lograr una aceptación real de lo doloroso y de la vida con todos sus matices.
  • Salir del círculo que te tiene atrapad@ (tus bloqueos, traumas y asuntos pendientes) y no te deja avanzar en tu vida.
  • Mirar con objetividad y empatía las dificultades que pudieron encontrarse nuestros padres o cuidadores en sus labores de crianza.
  • Liberarte de la dependencia o rebeldía hacia tus padres.
  • Identificar tus fortalezas para poder dejar libres a tus progenitores.

En nuestro equipo contamos con psicólogos especializados en Terapia Sistémica y Terapia Gestalt que pueden orientarte y acompañarte en lo que necesites. Si lo deseas, podemos recorrer junt@s el camino de dejar atrás lo que ya no te sirve y dirigir tu vida con libertad en la dirección que elijas. 

Porque nosotros hemos recorrido ese camino para sanar heridas y hacernos adultos, podemos acompañarte en el tuyo con comprensión y sin juicio.

Puedes empezar con una primera visita gratuita